5.10.07

i n d i g n a d a

.

yo no se si te conté que hay días que ODIO vivir en Buenos Aires. Como HOY, por ejemplo, que me desperté rodeada de agua, y no es una metáfora. Absolutamente TODA mi casa parece el lago del parque Gral. San Martín; flotan papeles, flota el DVD. Me cago en el mismísimo momento que me rehusé a vivir en un departamento para venirme a esta casa que se transforma en una laguna cada vez que llueve. estoyhistérica.

.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Che, como son estos mendocinos! Uno les ofrece no sólo vivir en la gran ciudad , sino una casa con jacuzzi privado y se quejan. No, si este país así no va a salir a flote nunca.
Si te tuviera adelante te dará una piñadera que ni te cuento (piñadera: otra palabrita que aprendí por estos lados)

t O L a dijo...

jaja che

una vez en una inundación en buenos aires, con mi mamá le tocamos el timbre a una señora para entrar a su casa (andábamos por la calle sin amparo), y una vez adentro, agarré un zapato y lo dejé ser, como si fuese un barquito

la señora no sabía cómo explicarme que el zapato no era más que eso, y algo preciado por ella.

osea, no sabía cómo hacer para no acogotarme.

al final lo rescatamos, al zapato.

LêA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LêA dijo...

ya sabemos: a malísimo malísimo tiempo, buenísima buenísima cara...

te ahorraron trabajo: ahora sólo tenés que subir al techo de tu casa y pintar el paisaje...

flavia dijo...

suri! me da mucha pena, nosotros los menducos somos bichitos de arcilla, como los primeros que hizo tata dios...tanta agua no nos hace bien...paciencia y besitos