26.11.07

bU.

.

.

Pero hay días en los que me enojo con Mendoza, como hoy.
Cuando siento que dejé de ser mendocina cuando me fui.
Cuando me siento expatriada, no se.



Si, estoy de mal humor y encima dejé de fumar después de 15 años ininterrumpidos, cuando probé por primera vez un cigarrillo sentada en la puerta de una casa sobre la calle Boulogne Sur Mer.





.


.

6 comentarios:

Berrysand dijo...

No es nada fácil dejar el vicio...

pero mejor así....ánimo niña!

Fernando dijo...

HOla niña! Gracias por visitarme en mi nuevo blog!!!
Sí, andamos con ganas de tomarme la vida con más calma y paz. A ver si uno deja de destilar furia de una vez por todas.
En cuanto a Paz y Carbonelli, es una novela juvenil (para chicos de 14 años) sobre un demonio y un ángel de la conciencia, de esos que se te aparecen el los hombros y te aconsejan. Es bastnate simbólica y tardé como 4 años en perfeccionarla y ahora está lista. Estoy a mil con eso.

Graciela dijo...

expatriada!!!!!, jamás. Tu blog es lo más mendocino que hay, tu pasión por Mendoza, como la extrañás, todo lo que recordás de ella la hace más valorable ante nuestros ojos de mendocinos que la podemos disfrutar día a día.
no estés mal,srta. mendocina.

Pitoti2 dijo...

Le aseguro que acá nos arrepentimos más seguido de estar en Mendoza que usted. Y si no es cierto, que se le destrenzen las chapecas!

gabulina dijo...

BEH? (expresión 100% mendocina)

Mariluli dijo...

yo estoy a 200 km de boulogne sur mer, la ciudad, jaja! viste, estoy más cerca que vos!!! ahh, pero sos re cheta, viviendo en boulogne sur mer, en alguna de esas casitas frente al parque? me conozco de memoria la avenida, iba a correr al parque todos los fines de semana ya que vivía "al lado", cerca del hipódromo!! sos de la lepra o de gimnasia? bien por dejar de fumar, tratá de seguir, tené fuerza, el pucho es una mierda